Blog

Lo que no debe faltar en tu desayuno

El desayuno es la comida más importante, porque es el que verdaderamente nos da la energía que necesitamos para iniciar cada. Nuestra abuela siempre nos decía “Hay que desayunar como un rey, almorzar como un príncipe y cenar como un mendigo”. De pequeñas nos encantaba, porque era la forma de estar con ella, sentadas tranquilamente en la mesa, sin prisas y escuchando sus historias. Pero hoy en día….¡mira que es complicado! Para poder desayunar como se merece, tendríamos que levantarnos una hora antes y, con todo el trabajo y el lío del día a día, ¡como para perder una hora de sueño!.

Aun así, siempre se puede jugar con los alimentos. Sabiendo cuáles son los que tienen más aporte energético, podemos tener un desayuno rápido pero saludable y en condiciones, aunque vayamos con el tiempo justo.

Para los que necesitan empezar el día con algo dulce, el yogur es el alimento perfecto. No sólo por su aporte de calcio que nos ayudará a tener unos huesos fuertes, sino por la infinidad de combinaciones. Podemos añadirle desde nuestra fruta fresca favorita bien cortada (plátano, manzana, fresas, frutos rojos…) como cereales, semillas, frutas deshidratadas, frutos secos, miel para endulzarlo…

Si las hortalizas son buenas para la comida y la cena…¿por qué no lo van a ser para el desayuno? Es normal que de buena mañana no te entre un plato de brócoli, pero pueden incorporarse de otras formas. Por ejemplo una tostada con tomate troceado y un chorrito de aceite de oliva, o ¿por qué no? un gazpacho bien fresquito en los días de más calor. ¡Incluso podemos ponerle un poco de aguacate! ¿Y has probado a combinarlas con la fruta? Te sorprenderá la explosión de sabor que tiene el pepino si lo mezclamos con la manzana, o las zanahorías con la naranja. Además, si eres de l@s que siempre va con prisas y no tienes tiempo para sentarte a desayunar, puedes batirlas y llevarte el zumo para beber de camino al trabajo.

No hay que olvidar que para un desayuno equilibrado, deberíamos tomar algo de proteínas. Podemos añadirlas con embutidos como el jamón serrano (de lujo con unas tostadas con tomate) o el pavo. Tomar un poco de grasas en el desayuno (siempre que sean de origen natural y no te excedas) es hasta favorable, ya que activará tu sistema metabólico. Además, piensa que las calorías que ingieras a primera hora, son las que más quemarás a lo largo del día. Los huevos también aportarán proteínas a tu desayuno, sobre todo, sus claras. No siempre hay tiempo, ni ganas, de hacer una tortilla recién levantados, por lo que una buena alternativa es hervir los huevos antes de irse a dormir, meterlos en la nevera, y tomarlos duros al levantarse. ¡De lo más cómodo!

Y si hay algo que no puede faltar en nuestro desayuno es el café. Recién hecho y solo, para que mantenga todo su sabor y nos de ese chute de cafeína para empezar con energía el día. Y vosotr@s…¿Qué alimento necesita vuestro desayuno para empezar bien el día?

COMENTARIOS

  • 22 febrero, 2019
    Responder

    Ramón Mendoza

    Que buena noticia que estéis en Cercedilla, nosotros vivimos aquí y nos interesa mucho vuestro trabajo .
    Ramón y Lola
    rms@ramendi.com
    lolamrey@me.com
    Matalascabras 40 Cercedilla

DEJA UN COMENTARIO